EL PODER DE LA LENGUA

Del poder dañino de la lengua nos habla sabiamente (Stg 3:1-13)" Hermanos mios, no os hagais maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibireis mayor sancion. Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, este es varon perfecto, capaz tambien de refrenar todo el cuerpo.

He aqui nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos asi todo su cuerpo. Mirad tambien las naves; aunque tan grandes; y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeÑo timon, y llevadas por donde el que las gobierna quiere.

Asi tambien la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aqui, cuan grande bosque enciende un pequeno fuego !. Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua esta puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creacion, y ella misma es inflamada por la iniquidad.

Porque toda clase de bestias, de aves, de serpientes, y tambien de animales del mar, se domina y ha sido dominado por la naturaleza humana; pero ningun hombre puede dominar la lengua, que es mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.

Con ella bendecimos a Dios, y con ella maldecimos a los hombres, que estan hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden bendicion y maldicion...esto no debe ser asi.

Acaso una misma fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?...puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos?

Asi tambien ninguna fuente puede dar agua salada y dulce. Quien es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre".

Estos versiculos hablan y explican por si mismos, del reparo, de la precaucion, y del control que debemos todos tener en el uso imprudente y reprobo algunas veces de la lengua. La cual es casi menos rapida en sus reacciones que la mente y el corazon.

La palabra de Dios contiene sabiduria para una sana y productiva vida social y familiar. Haciendo de ella un estilo de vida cristiano hasta nuestra muerte.

Vemos en (1Pe 3: 8-12) que dice " Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amandoos fraternalmente, misericordiosos, amigables: no devolviendo mal por mal, ni maldicion por maldicion, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendicion.

Porque el que quiere amar la vida y ver dias buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engano; Apartese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sigala. Porque los ojos del Senor estan sobre los justos, Y sus oidos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Senor esta contra aquellos que hacen el mal ".

Estos versiculos hablan claramente de que todo mal que sale de nuestra boca, de nuestras manos, de nuestros corazones, o de nuestras mentes; tiene un precio y un saldo delante de los ojos de Dios, y no quedara con seguridad impune ante la justicia de Dios y ante el pasmo de los hombres.

Porque Dios da tiempo a los hombres para revocarse y arrepentirse; mas no acepta el desliz; este debe ser saldado tarde o temprano, y en alguna forma.

La vida y la sociedad tienen sus propias leyes, y ellas en algun momento ajustan tambien al quebrantador. Porque la vida es un Bumerang, todo lo que hagamos, bueno o malo, nos regresa retribuido en la misma medida o mas.

Gloria a Jesus, que nos enseño las saludables actitudes y los caminos buenos delante de Dios, y para con nuestro projimo. Es una ventaja, tomar un tiempo, para reflexionar, como se mueve nuestra lengua, y en que direcciones que no sean de la voluntad de Dios.

El Señor nos bendiga.