EL CAUCE DEL RIO

El cauce de un rio puede ser angosto o muy ancho, quiza muy cargado, muy torrentoso, sinuoso o lineal, ruidosos o silenciosos, con fuertes corrientes internas; las caracteristicas del rio dependen de lo que lleve en sus aguas, de los materiales que arrastre, de las características del lecho, de su pendiente, y del tipo de aguas que tambien contenga.

Hay rios que son una bendicion para la humanidad, aplacan la sed de los pueblos aledaños, albergan hasta peces, y jamas estan secos, sus aguas son limpidas, y en ciertos estrechos forman pequeñas playas para recrearse nadando o pescando.

Son rios que en sus vertientes aledañas producen y alimentan valles fértiles, y abundantes de las riquezas naturales creadas por Dios; que dan vida sana al ambiente ecológico y climatológico. Rios que generan vida.

En cambio, hay rios que sirven de fuente de deshechos, de basural, de cloaca para las gentes y animales, otros sirven para arrojar desperdicios y sedimentos de la mineria, o de la industria; son aguas contaminadas que recorren muchos kilometros; caracterizados por la turbiedad de sus aguas.

Ambas clases de rios van finalmente, casi siempre, al delta de los mares, donde terminan sus largos recorridos; otros sin embargo, van a alimentar a otros rios para conformar las llamadas hoyas o sistemas de rios, contribuyen a formar o enriquecer otras fuentes.

Asi son las vidas de muchas gentes que se dicen ser cristianos, son aguas sin riqueza, de mente estrecha, almas turbias, que no proveen ningun aporte a la vida de la sociedad, ni del cristianismo; se la pasan siempre criticando, censurando, contendiendo, confundiendo, lesionando, juzgando al projimo.

Estas personas, son como muchos comentaristas y habladores del balompie o futbol; hablan mucho de este deporte, y hasta viven de el, pero nunca descubrieron si la pelota o el balon es redondo o cuadrado.

Eso es lo que se ve en el mundillo de la religiosidad y del folclor religioso, gentes que pretenden hablar de las dones del Espiritu de Dios, o de la salvacion por Jesucristo; pero ellos no poseen ningun don, ni tienen comunion con Jesus tampoco.

Hablan de la biblia, citan sus versiculos de memoria, pero no los entienden, no los viven, no los practican en sus vidas; y menos pueden defender sus doctrinas biblicamente; porque sus propias doctrinas no resisten la prueba del poder de la verdad y del contraste de la palabra de Dios.

En sus palabras y letras no hay vestigios de amor de projimo, ni de caridad, ni prueba de una vida edificada en el taller de la perseverancia y de la santidad; no hay evidencias de madurez espiritual, ni servicio cristiano.

Pero si abundante teoria, toneladas de mentiras y absurdos; esos son los seudocristianos, los compadres de las tradiciones y de la religiosidad; los ahijados del fanatismo, el legalismo, el dogmatismo; las carnes del pecado disfrazado, las almas sin norte, los no cristocentricos, los espiritus vivientes a la sombra del adverso; las mentes alucinadas de las doctrina humanas.

Dios tenga piedad de ellos, de los tales nada puede aprenderse, hay que correr de ellos, porque son contagiosos, epidémicos, no construyen, no edifican, no enseñan, no son positivos, no tienen artesanía; no llevan fruto del Espiritu Santo.

Apocalipsis 22 Dice 1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. 2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. 3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. 5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.

El Señor nos bendiga a todos.