EL AUTOESTIMA CRISTIANA

"Soy el mejor jugador del equipo, nadie iguala mi perfomance; mi negocio es prospero porque hago que las finanzas trabajen para mi; nuestra casa es la mejor del vecindario, y que lo digan nuestros familiares; me amo, me aprecio porque tengo tantas cosas y cualidades que otros no tienen; soy la mas bella de la universidad, me envidian, y los traigo locos; mi atuendo y presencia es la mejor del trabajo; soy el mejor predicador; otro pastor como yo, imposible.".

Estas son algunas de las expresiones o pensamientos que muchos tenemos respecto a la autoestima en nuestras capacidades, posesiones, valores, y potencialidades individuales. El sistema educativo en US por ejemplo, promueve entre sus valores pedagogicos y eticos, tres enfaticas actitudes en sus estudiantes: el reto, el orgullo, y el autoestima (challenge, pride, y self-esteem).

El tiempo y las futuras generaciones mostraran si el fomento de estas actitudes y gestos han sido los adecuadas para la formacion y el desarrollo espiritual de los ninos y jovenes de esta nacion. Seran los neo baby boomers de los anos dos mil? Los nuevos lideres alimentados de vanalidades en vez de constructivos valores?

En ( 2 Co 1:12 ) " Porque nuestra gloria es esta; el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduria humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho mas con vosotros".

QUE ES EL AUTOESTIMA? Es la valoracion personal que tenemos de nosotros mismos, como personas, en las cualidades, necesidades, reconocimientos y logros que poseemos, y en lo que somos individualmente como diferencia ante los demas. Es tambien el aprecio y amor propio de nosotros mismos, de nuestra persona humana, y del respeto que merecemos como tales ante la sociedad.

Pero cuando el autoestima se exagera o desarticula, se llega al punto de convertirse en orgullo, arrogancia, soberbia, porque estas manifestaciones expresan un exacerbado afecto e idealizacion narcisista, en donde comanda el sentimiento y la actitud del egoismo. El ego en su ampulosa manifestacion, camino a la crueldad, la avaricia y la vanagloria.

Recordemos con ( 2 Tim 3: 2,3 ) "...Porque habra hombres amadores de si mismos..."

ES NEGATIVA EL AUTOESTIMA? No necesariamente si no se hizo morboso, y siempre que no contribuya a inflar el ego personal, porque la persona se convierte en un despota, indiferente, yoista, y egoista, amador de su propia idolatria, promotor de sus propios afanes y vanidades, carente de toda sensibilidad y servicio para el projimo.

El autoestima en exceso es un defecto de quienes no tienen nada que dar u ofrecer, porque son pobres de espiritu, estan vacios por dentro, viven cargados de egoismo, celos, y envidia; y su actitud o mecanismo de defensa los empuja a pretender ser lo que no son y no tienen, pero que ambicionan con desesperacion poseer.

Veamos ( Ro 2: 5,6 ) "...atesoras para ti mismo ira para el dia de la ira y de la revelacion del justo juicio de Dios".

Y EL AUTOESTIMA CRISTIANA? Eso es otra cosa, porque el cristiano "valora, aprecia, evalua, analiza, y mide", sus talentos, limitaciones, defectos, capacidades, reconocimientos, y amor moderado a si mismo.

Pero no en funcion de si mismo; mas bien en relacion a compartir esas potencialidades con los demas, de poner su persona al servicio comunitario, de cooperar y compartir las cualidades que Dios le deparo en humildad, modestia, negacion de si mismo, agradecimiento y temor de Dios.

La palabra dice ( Mr 8: 34-37 ) "...Si alguno quiere venir en pos de mi, nieguese a si mismo, y tome su cruz y sigame..."

LA AUTOESTIMA COMPARTIDA. El autoestima del cristiano es tomar conciencia de sus habilidades, pero para "dar", es "oferta" , es "servicio", es "amor de projimo" para entregar al projimo, de compartir talentos y logros con quien necesite ayuda, de amor de servicio al projimo, de cooperacion. Es dar de nuestra imagen propia lo mejor que sepamos que hay dentro de nosotros y que puede ser util a los demas.

El cristiano se valora en la medida que tenga algo que ofrecer y que sea util a los demas, si no tengo nada bueno que dar de mi persona, de que me puedo sentir orgulloso? Como puedo tener amor de mi mismo si no tengo nada de calidad de mi ser para ofrecer y que ello permita que otros puedan imitarme por lo menos moral o espiritualmente? Claro, mi auto percepcion puede estar trastocada, y me infla fatuamente de lo que realmente no poseo.

En ( Ga 5: 13-15 ) "...sino servios por amor los unos a los otros..." y en ( Ef 6 :7 )" sirviendo de buena voluntad, como al Senor y no a los hombres".

CRECIENDO DE ADENTRO HACIA AFUERA. Hemos visto que en el amor cristiano, el autoestima se materializa en una funcion de servicio; dejando a los demas que ellos aprecien nuestros valores y aptitudes, no nosotros mismos, por ello aquello de "negarse a si mismo".

En ( Mr 7: 21 ) "Porque de dentro, de los corazones de los hombres, salen los malos pensamientos...".

Pero en Cristo hemos sido rescatados y justificados, El adereza nuestras almas y limpia nuestros caminos, en el somos mas que vencedores; en el Espiritu de Dios tenemos alma renovada y vida rica para ofrecer al projimo en amor cristiano.

En ( 1Co 6: 11 ) " Y esto erais algunos; mas ya habeis sido lavados, ya habeis sido santificados, ya habeis sido justificados en el nombre del Senor Jesus, y por el espiritu de nuestro Dios".

Si adquirimos adecuada calidad de vida cristiana, tendremos sin duda mucho que autoestimarnos y sobre todo algo que ofrecer al projimo. El autoestima va de adentro hacia afuera, no de afuera hacia adentro; no son las cosas, materialismos, y superficialidades de la vida lo que nos debieran dar una alta autoestima; sino mas bien la riqueza interior, la virtuosidad del espiritu.

Y esa riqueza o tesoro interior que todos no tenemos para autoestimar, se adquiere en la palabra de Dios, y en una relacion estrecha con el Espiritu Santo, a fin de ser moldeados en caracter cristiano, y ensenados en las buenas artes del buen vivir espiritual y moral, buscando la madurez espiritual que nos haga ser luz y sal para el mundo. Por ello, la oracion nos ayuda muchisimo a adquirir riquezas interiores para el desarrollo del autoestima cristiano.

UNA IGLESIA CON MODESTA AUTOESTIMA Las comunidaddes cristianas vienen a ser la sumatoria de los cristianos congregantes, el cuerpo de Cristo, cuya cabeza y fundamento es el Senor mismo. Pero a la verdad, y aunque el cuerpo de Cristo cuyas piedras vivientes somos nosotros, cada cual en su rol que le compete, ofreciendo y dando en determinada calidad y cantidad de amor; sin embargo las congregaciones, muchas de ellas dejan bastante mas que desear, porque no dan lo suficiente.

Hay denominacionalismo, fragmentarismo en el cuerpo de Cristo, divisionismo, celos, se juzga, se ataca acidamente, hay acepcion de personas, hipocresia, ministros torcidos, manejos indebidos de las finanzas.

Todo este sacro folclorismo teologico en el cual estamos inmersos los cristianos con diferentes colores y matices, no nos permite dar una mejor calidad de afecto fraternal, virtuosismo y amor al projimo. Las iglesias debieran actuar como modificadoras morales y espirituales de su entorno social, ellas marcan las pautas para que la sociedad no se desborde pecaminosamente, se deshumanice y se aleje de Dios. En este mundo moderno tecnologicamente, pero paradojicamente a la vez, erosionado severamente en lo profundo de sus valores morales y espirituales.

El cuerpo de Cristo necesita genuina e idonea autoestima tambien, para que la justicia social, la democracia, la libertad, la urbanidad, el civismo, y los valores morales y espirituales se mantengan en sus cauces correctos, es imprescindible que haya unidad en Cristo.

Esa es parte de la funcion social de una iglesia sana, que sepa autoestimarse por ser dadivosa de amor a la sociedad. De contribuir a una solida formacion cristiana, doctrinal, vivenciada, y ejemplificada en el sistema cristiano.

Esas debieran ser parte de nuestras metas eclesiales, autoestima de sincero y honesto amor en Cristo Jesus para nuestro projimo. Vasijas transparentes en donde la sabiduria y el amor de Dios se glorifique, en doctrina y autenticas practicas de vida cristiana, e imitables por el mundo no creyente. Amandonos, respetandonos y tolerandonos unos a otros en virtuosa expresion de madurez espiritual e idoneo caracter cristiano.

No olvidemos que el exito de la vida es aplicar la regla de oro cristiana: "ama a tu projimo como a ti mismo"; pero que este principio fundamental de la vida se resuma de la manera siguiente en la vida diaria: DEJAR VIVIR, Y VIVIR DESPUES .

Ese es el arte de la vida, ama y deja amar, no odies ni dejes que te odien; la simplicidad y la modestia, son la llave de un corazón lleno de paz y de gozo; un corazón dador y ofertador. Porque sin oferta de amor, no hay demanda de amistad, ni de respeto, ni de comunion de hermandad, ni de servicio, ni de cooperacion.

Primero hay que dar y en calidad, tal vez, entonces, venga el bumerang de la reciprocidad en la misma intensidad y calidad.

Nunca olvidando que: "Y todo lo que hagais, hacedlo de corazon, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibireis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servis. Mas el que HACE INJUSTICIA, RECIBIRA LA INJUSTICIA QUE HICIERE, porque no hay acepcion de personas" (Col 3:23-25).