LAS RAZONABLES DISPUTAS DE LOS CREYENTES

Los seres humanos no somos iguales, tenemos cerebros diferentes, y pensamos diferente sobre un mismo topico; tambien tenemos experiencias diferentes, hemos madurado diferente, sentimos y amamos diferente.

La unidad es parte de la madurez, y sin unidad tampoco hay objetivos comunes. Asi unos pecamos contra otros, y el hermano puede ser piedra de tropiezo del hermano. La zancadilla que lo postre en el pecado.

18:15 Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.
18:16 Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.
18:17 Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano. (Mt 18;15-17)

Hay quienes llevan el alma agrietada de tanta batalla en la vida, problemas que se arrastran desde la niñez, y no han podido solucionarse. Frustraciones economico-sociales que no permiten a la persona crecer, tener una seguridad propia. Y buscan que equilibrar de alguna manera sus desajustes, a veces dañando a otros sin proponerselo realmente.

El temperamento, el caracter, el entorno social, la vida en si, son factores que hacen proclive a los individuos a asumir posturas de conducta negativa en la vida domestica.

Los cristianos no escapan a estas irregularidades de conducta en la socializacion de la vida. Qué es lo que antagoniza a los cristianos? Por qué podrian pleitear los cristianos entre si? Cómo resuelven armoniosamente sus conflictos los cristianos?

13:34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.
13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. (Jn 13:34-35)

Una conciliacion eficaz y sincera, dependera de la calidad del caracter cristiano y de la madurez del individuo. Del caracter cristiano porque el nivel espiritual del creyente es relativo a su familiaridad o comunion con el Señor; asi, hay quienes no oran diariamente, menos ayunan, poco adoran y alaban a Dios, no practican la palabra, tal vez otros no se congregan. Pero pregonan a Cristo.

En otros casos, hay quienes estan bastante involucrados en el servicio cristiano, pero no llevan FRUTO, y sus FRUTOS tampoco son de calidad. Y esto por qué? Porque el templo no hace al cristiano, el servicio no satura de vida fresca al cristiano.

El creyente se forja o labra por una estrecha relacion con el Espiritu Santo; verdaderamente, es el quien lo educa, forma, pule, barniza, satura, corrige, reprende, llena, bautiza, provee; para hacer de la persona un testimonio viviente de la palabra de Cristo y su presencia de El en esa persona.

6:4 Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?
6:5 Para avergonzaros lo digo. ¿Pues qué, no hay entre vosotros sabio, ni aun uno, que pueda juzgar entre sus hermanos.
6:6 sino que el hermano con el hermano pleitea en juicio, y esto ante los incrédulos?
6:7 Así que, por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio? ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados? (1Co 6:4-7)

Las diferencias doctrinales, los celos, las envidias, las intolerancias, los rumores, las acepciones de personas, la codicia, la intemperancia, la difamacion, el juzgamiento, la permisividad, la amargura, el rencor, la religiosidad, el fanatismo, el denominacionalismo, el autoritarismo, las falsas enseñanzas, etc.

Son algunas de las razones para llevar a confrontacion y producir sentimientos encontrados, y ruptura de la sana comunion y afecto fraternal entre cristianos. Como apreciamos, estas motivaciones no son simples, superfluas; mas bien estan bien arraigadas, y sus efectos son muy dañinos en el cuerpo de Cristo.

Porque hay hermanos que jamas vuelven a dirigirse la palabra, y a pesar de las sonrisas, por dentro llevan una quemazon de amargura y rencor que les quita la paz y la comunion con Dios.

18:19 El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar. (Pr 18:19).

Muchas veces la conciliacion o mediacion de hermanos, para tratar de disuadir o atemperar actitudes encontradas entre partes afectadas, no hace mas que encender o avivar mas las posiciones; porque tales mediadores son injustos, actuan parcializadamente, evidenciando dar la razon a uno u otro, en vez de actuar neutralmente y con justicia de armisticio.

18:5 Tener respeto a la persona del impío, Para pervertir el derecho del justo, no es bueno. (Pr 18:5).

Hay actitudes de ciertas personas creyentes, que en verdad, no nos mueven al amor de projimo, antes bien, a un sentimiento de rechazo, de huir de ellos. De alejarnos, porque lo que ellos tocan, hablan, o ven, lo corrompen o lo manchan.

Aun cuando la palabra dice "el que ama a su hermano permanece en la luz" . "Aquel que no ama a su hermano, no es de Dios". "Si alguno dice; Yo amo a Dios y aborrece a su hermano es mentiroso".

Lo cual demuestra que el amor es un don o gracia que proviene de Dios, no del humano; porque este no tiene la vision ni la perfeccion espiritual como para despertar un sentimiento tan puro y elevado, por encima de toda pasion humana. El amor de projimo viene del Espiritu Santo, es el quien lo provee.

Es imposible en la naturaleza humana, poner la otra mejia para que nos sigan golpeando, dando lugar al escarnio y el abuso. La casa de Pilatos aun existe alla en Jerusalem, y esta ubicada en la llamada Via Dolorosa, que es una larga y estrecha calle por la cual Jesus fue llevado camino al Calvario.

En esa casa hay un patio en donde hay un poste en el que se dice fue amarrado Jesus y golpeado, escupido, insultado, burlado, azotado; el nunca emitio una sola palabra ni de queja, ni de defensa, ni menos de ataque. Jesus fue el perfecto varon de dolores.

Ese es el amor de Dios, el cual pudo decirle al ladron arrepentido "hoy estaras conmigo en el paraiso". Este es el amor de Dios que en los labios de Jesus dijo "Padre, perdonalos porque no saben lo que hacen".

Pero muchos de nosotros aun teniendo conciencia, razonamiento, y discernimiento del pecado, manifestamos intemperancias contra el hermano, practicamos la injusticia, encubrimos el pecado, nos hacemos complices por las debilidades y las pasiones de la vida que aun llevamos puestas dentro.

4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.
4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.
4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. (Ef 4:29-32)

Por nosotros mismos es dificil mantener una posicion equilibrada, de armonia y justicia, que sea el combustible para albergar el amor de projimo que necesitamos para alcanzar la salvacion en el reino de Dios.

El Espiritu Santo es nuestro proveedor de la LOGISTICA DIVINA, me refiero a los Dones o herramientas, al Fruto o trabajo del Espiritu, y a los Frutos o resultados de esa presencia diaria, permanente, del Espiritu en nuestras vidas.

Los que somos niños de leche, debemos esforzarnos para convertir nuestro alimento en solido, que lleve los nutrientes espirituales necesarios para construir una alma fuerte, saludable en Cristo.

De modo tal, que como miembros habiles del Cuerpo de Cristo, nosotros contribuyamos al enriquecimiento, a la madurez, al desarrollo de la iglesia del Señor. Por encima de toda diferencia humana.

El amor del Señor esta por encima de toda debilidad, de todo sentimiento encontrado, de toda pasion escondida. En Cristo somos mas que vencedores, y lo suficiente como para testimoniar al mundo de nuestro afecto fraternal entre nosotros los que somos de Cristo el Señor.

5:22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.

5:23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 5:24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. (Mt 5:22-24).

Bendito sea el Señor, que nos dio su palabra poderosa para edificarnos, y encontrar en ella, un medio de unidad espiritual, no un mecanismo de discordancias. No seamos piedras aisladas, las piedras unidas pueden construir y ser utiles para alcanzar el mismo proposito. La salvacion en Jesucristo.

El Señor nos bendiga.