EL DISCERNIMIENTO ESPIRITUAL

La vida humana se desenvuelve entre esa dicotomia de decidir entre lo correcto y lo no correcto en cada una de las areas de la vida. Una decision puede significar el exito o el fracaso irreparable. El proceso volitivo humano es un proceso que incorpora varios pasos en secuencia; como son el tomar conocimiento, analizar, evaluar, decidir, ejecutar, y realimentar.

La base de este proceso es la realidad que rodea a la persona; asi como el ejercicio de su razonamiento, de su logica, de su objetividad, de su juicio; es el trabajo elaborado de su mente; por ello, el exito o la madurez en este proceso, dependera de cuanto y como se haya educado la mente, de ello evidentemente dependera el exito de muchas decisiones, ademas de aquellas variables no dependientes de la voluntad.

Pero hay otro elemento que muchos llaman la subjetividad de los hechos, o sea, la presencia de una carga emotiva, de un elemento que no es visible, pero se manifiesta, se percibe; como que las ideas, y los pensamientos no siendo materiales; sin embargo son percibidos, entendidos, manifestados.

El ser humano es un componente de cuerpo, alma, espiritu, y mente.

La mente es al cerebro, como la vida afectiva lo es al alma. Y nada de estas particulares realidades se darian sino es por la alimentacion del espiritu, que es el soplo de vida de Dios. La anatomia humana esta articulada eficientemente con la fisiologia o funcionamiento sistemico de los organos.

Pero nada de esta estructura y sus procesos podrian tomar funcionamiento, de no ser por el soplo de vida de Dios.

La palabra de Dios dice: " Y Dios le dijo: Porque has pedido esto, y no has pedido para ti muchos años, ni has pedido para ti riquezas, ni has pedido la vida de tus enemigos, sino que has pedido para ti discernimiento para administrar justicia, he aquí que yo haré conforme a tus palabras. He aquí que yo te daré un Corazón sabio y entendido, tal que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se Levantará otro como tú" (1Re 3:11-12)

Tengase en cuenta que la palabra habla de una capacidad otorgada por Dios consistente dicriminar juicio para justicia, o sea, el bien hacer por el correcto elucubramiento de hechos. Tambien dice de un corazon sabio y entendido, o sea, de un alma y una mente al servicio de la prudencia, la virtuosidad y de la sabiduria Divina.

El discernimiento es necesario para caminar y hacer muchas cosas en la vida; pero mas alla de las simples actividades, el discernimiento humano sirve para establecer claras diferencias en lo que una persona debe hacer en sano juicio y libre voluntad.

El discernimiento, funciona en base a las cosas que objetivamente puedan ser visualizadas o percibidas por los sentidos del ser humano; como son vista, olfato, gusto, oido, tacto. Mas alla de esa experiencia racional y medible, el ser humano es incapaz de percibir por si mismo, de otras realidades o connotaciones que estan ahi en la vida.

El discernimiento visto asi en en ese marco sensorial y objetivo, se define como la capacidad del individuo para atender una clase de habilidad para percibir, reconocer, diferenciar, registrar, y elegir; sobre cierta fenomenologia que es sensitiva a su calidad de percepcion humana.

Ese es el discernimiento natural que todos tenemos, unos mejor desarrollado al nivel de talento que en otros. Pero que no va mas alla de la captacion sensorial o imaginativa intuitiva; que pudiera descifra de manera mental un acontecimiento, pero basado en su propia especulacion racional personal.

Hay otros elementos tambien, que se agregan, segun la calidad espiritual y de integridad mental de los individuos; como son la malicia, la suspicacia, la incredulidad, la desconfianza, y otras motivaciones individuales que le dan al individuo un caracter de cualificacion de persona.

Sin embargo, hay hechos reales, objetivos, como lo puede ser una enfermedad, un acontecimiento futuro, un hecho pasado, un sentimiento, un pensamiento, un deseo, una tendencia, etc. Que son situaciones que por el medio comun y objetivo de la percepcion y el razonamiento humano no es posible descifrar. En esa situacion la sabiduria humana y el hombre natural quedan desnudados en sus limitaciones.

Por ello se dice, que en ese ambito humano, nadie es dueño de la verdad, y todos estamos sujetos al error de apreciacion; y que ningun religioso puede tomar posesion o imponer sus pensamientos y criterios; y que ninguna interpretacion de la palabra puede ser de concepcion privada si no es evidenciable; y menos aun impuesta a otras personas como doctrina o verdad evidente en manera autoritativa; negandole el derecho a tener acceso e interpretacion personal a cualquiera a las verdades de Dios para su edificacion o revelacion personal de Dios a el.

Dice la palabra: "Y nosotros no hemos recibido el Espíritu de este mundo, sino el Espíritu que procede de Dios, para que conozcamos las cosas que Dios nos ha dado gratuitamente.

De estas cosas estamos hablando, no con las palabras enseñadas por la Sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu, interpretando lo espiritual por medios espirituales.

Pero el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente.

En cambio, el hombre espiritual lo juzga todo, mientras que él no es juzgado por nadie" (1Co 2:12-14)

Que tremenda es la palabra al señalar las verdades de Dios, aqui se menciona de que lo espiritual debe ser aprehendido por lo espiritual, no por el factor intelectivo o la experiencia humana. Porque recibir del Espiritu y ser enseñado del Espiritu explicita de que, ese otorgamiento es una gracia, es un don, proveniente de voluntad divina, de Dios.

La sabiduria y la revelacion de las verdades de Dios, se disciernen en el Espiritu, porque vienen del Espiritu; y obviamente, el hombre natural las rechaza porque su intelecto no las comprende, su vision es limitada, porque el Espiritu no habita en su humanidad.

Esa es la experiencia observada en los teologos y academicos envueltos en el trabajo del estudio de la biblia; su razonamiento y experiencia cognoscitiva se adentra y moldea en el dicernimiento notable pero racional e intelectivo, y muchas veces impreciso o desubicado de lo que para Dios realmente significa o se interpreta como Su verdad.

El hombre espiritual de este modo, es el hombre que tiene el discernimiento sobrenatural espiritual otorgado como regalo o don del Espiritu Santo. Y que es capaz, de usarlo, cuando Dios le da a que lo use, en el momento, en el lugar, y en la forma que El lo desea. Ese discernimiento esta bajo administracion de Dios, no del hombre, aun cuando sea un don.

La sensitividad en este caso, la percepcion es exclusivamente espiritual, obviamente, usa el entendimiento, la mente; pero la revelacion extra humana proviene de Dios. No tiene una extraccion humana, ni un mecanismo material, ni un objetivo humano. Es el Espiritu Santo transmitiendo su voluntad, revelando, profetizando, o enseñando algun suceso.

Por esa razon, la palabra recomienda a aquellas comunidades crisitanas, en donde los dones del Espiritu no tienen una aceptacion de credibilidad abierta, de que hay que dejar en libertad al Espiritu para que este actue, porque el Espiritu es respetuoso de las voluntades humanas.

"No apagueis al Espiritu. No menosprecieis las profecias. Examinadlo todo; retened lo bueno. Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espiritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo" (1Tes 5:19-23).

Para acerse acreedor a ciertos dones del Espiritu Santo, debe haber santidad en el alma de la persona, una comunion estrecha con dios, a traves de la oracion, el ayuno, la alabanza, la adoracion, la caridad, el amor al projimo. Las vasijas humanas tienen que estar muy limpias, para que los rios de agua viva sobreabunden en ella.

La palabra es pertinente cuando dice: "Ahora bien, hay diversidad de donde, pero el Espiritu es el mismo......Pero a cad uno le es dada la manifestacion del Espiritu para provecho. Porque a este es dad por el Espiritu palabra de sabiduria; a otro, palabra de ciencia segun el mismo Espiritu" (1 Co 12:4-11).

El discernimiento que el Espiritu da no es solo para edificacion personal, lo es en realidad, para ponerlo al servicio y conocimiento de las verdades y revelaciones de Dios a la comunidad o congregacion, para edificacion masiva casi siempre del cuerpo de Cristo.

Bendito sea el Señor, que nos dio su Espiritu para:

" y he aqui yo estoy con vosotros todos los dias, hasta el fin del mundo.....Vosotros sereis bautizados con el Espiritu Santo dentro de no muchos dias......Pero recibireis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espiritu Santo" (Mt 28:19-20; Hch 2:5,8).

El Señor nos bendiga