LA MAYORDOMíA CRISTIANA

Es sabido que los seres humanos nacen y adquieren habilidades y talentos en el curso de sus vidas. Pero no todos saben utilizarlos con la eficiencia que se debiera. Tambien porque muchas veces teniendolos, no hay oportunidades para desarrollarlos.

Los talentos humanos son las capacidades o detrezas que se tienen para realizar determinadas actividades con exito. Si una destreza nacida o adquirida no se ejercita, esta no se perfeccionara, y puede inutilizarse.

En la vida espiritual Dios provee tambien talentos que son conocidos como Dones del Espiritu Santo, y que sirven para desarrollar la madurez y el caracter cristiano de los individuos, y ponerlos al servicio de la obra de Dios en los ministerios.

Muchos ignoran tambien, o no se percatan de que ciertas bendiciones, beneficios, o ventajas que se adquieren en la vida no provienen de Dios. Las gentes creen que todos los exitos o ventajas alcanzados vienen de bendiciones de Dios; pero esto no es asi, porque el sistema de iniquidad tiene ciertas estructuras en las que la mayoria de personas estan involucrados de diversas maneras.

Hay beneficios que se derivan de estas estructuras de iniquidad que estan administradas por el adverso, y que obviamente resultan o son consecuencia de las maniobras de este para conseguir sus propositos.

Es bueno y conviene aprender a discernir cuando un beneficio alcanzado proviene de Dios; y cuando como consecuencia de las leyes sociales, y cuando se derivan tambien de la accion del inicuo.

Casi siempre, las cosas que vienen de Dios, son por peticiones perseverantes del creyente, y siempre que este viva una plena comunion con Dios; y que sus frutos sean agradables a Dios, segun los propositos del Señor. Y que en su vida habite la accion del Espiritu Santo. De otro modo, deberiamos dudar, de cualquier beneficio que estuvieramos recibiendo, como una supuesta provision de Dios.

Por otro lado, la actitud o conducta a seguir con las bendiciones que provienen de Dios, es una exigencia o requerimiento del mismo Señor, en cuanto a tomar cuenta de la eficaz administracion o MAYORDOMIA de estos beneficios o bendiciones. Las bendiciones de Dios nunca deben destinarse para malos propositos o fines que esten en contra de la palabra de Dios.

"Quien mucho se le dio o recibio, mucho se le demandara"; Dice esto que Dios conforme repartio, igualmente pedira cuentas a cada uno, en cantidad y en calidad.

Veamos que dice la palabra acerca de la mayordomia de beneficios, talentos, dones, y bendiciones que provienen del Señor:

"Entonces Pedro le dijo: Señor, ¬dices esta parábola á nosotros, ó también á todos? Y dijo el Señor: ¬Quién es el mayordomo fiel y prudente, al cual el señor pondrá sobre su familia, para que á tiempo les dé su ración?

Bienaventurado aquel siervo, al cual, cuando el señor viniere, hallare haciendo así. En verdad os digo, que él le pondrá sobre todos sus bienes. Mas si el tal siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir: y comenzare á herir á los siervos y á las criadas, y á comer y á beber y á embriagarse; Vendrá el señor de aquel siervo el día que no espera, y á la hora que no sabe, y le apartará, y pondrá su parte con los infieles. Porque el siervo que entendió la voluntad de su señor, y no se apercibió, ni hizo conforme á su voluntad, será azotado mucho.

Mas el que no entendió, é hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco: porque á cualquiera que fué dado mucho, mucho será vuelto á demandar de él; y al que encomendaron mucho, más le será pedido. (Lc 12:41-48)

El Señor disciplina y es muy exigente con sus hijos, y ese es el modelo que las gentes siguen cuando aman a una persona; se preocupan de que esta persona tenga lo mejor, y camine rectamente en la vida.

Hay gentes que tal vez desconocen acerca de sus propias destrezas. O que no les interesa esforzarse en hacerlas funcionar para buenos propositos de amor al projimo. Se habituan a conducirse segun la mediocridad espiritual del entorno que los rodea, y nunca estimulan sus destrezas personales.

"El que en lo poco es malo, en lo mucho malo tambien será".

Y eso, lo vemos en cada momento, personas haciendo iniquidad con sus destrezas y beneficios, pocos o abundantes, hacen mucho daño o poco daño. Pero la iniquidad es parte de sus almas, de sus mentes, de sus acciones. Contra ellos, el ojo de Dios ya ha sido puesto.

Dios nos pedira cuentas de lo que hayamos hecho ministerialmente para que (Mt 28:19-20) se cumpliera en el mundo.

Veamos que dice la palabra:

"Y dijo: ¬A qué es semejante el reino de Dios, y á qué le compararé? Semejante es al grano de la mostaza, que tomándolo un hombre lo metió en su huerto; y creció, y fué hecho árbol grande, y las aves del cielo hicieron nidos en sus ramas. (Lc 13:18)

Las habilidades y bendiciones son esos granos de mostaza que hay que ponerlos al servicio de Dios y de la sociedad, contribuyendo a que el projimo se beneficie de algun modo de las derivaciones o frutos de lo que Dios nos provee generosamente.

Hay que sembrar fruto comestible, en tierra fertil; y cuando no hay tierra fertil, no insistir mas; habra que seguir buscando tierra que pueda dar frutos buenos.

Hay que administrar productivamente las bendiciones del Señor, porque le pertenecen, nos las da para provecho, para usufructuarlas con eficacia y sin egoismo, sin envidias, sin iniquidad en el corazon.

De Dios es todo lo creado y todas las riquezas, y todas las bendiciones; nada merecemos, nada es nuestro, solo participamos y administramos de lo que Dios nos pone para servicio o provecho, porque el nos ama infinitamente.

Dios materializa su amor en las bendiciones que provee a sus hijos. Y de ellos espera la talentosa manera de reproducir cosechas abundantes, siendo solidarios y aportando tambien caridad, compartiendo parte de las bendiciones que Dios misericordiosamente ha proveido.

Que hiciste este dia bueno por tu projimo? Al menos Oraste por el? Si asi fue, hiciste bien entonces. La vida te la sostiene el Señor.

El Señor nos bendiga.