LA FRATERNIDAD CRISTIANA

La fraternidad o hermandad son los lazos espirituales de las personas afectadas bajo el mismo credo o sentir, en este caso, los cristianos. La palabra griega Koinomia significa participacion o companerismo, en el sentido de la amistad.

Este companerismo tiene como unidad el cuerpo de Cristo. " La copa de bendicion que bendecimos, no es la comunion del cuerpo de Cristo?. Siendo uno solo el pan, nosotros con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan". ( 1Cor 10: 16 - 17).

Muchos inconversos se extrañan de la excelente calidad de compañerismo entre cristianos de una misma congregacion, la razon no es facil de entender para ellos, porque se trata de un vinculo sagrado de amor que viene del Espiritu Santo. Aunque entre cristianos de diferentes denominaciones, ese grado de companerismo suele ser relativo, porque suelen verse celos y antipatías.

Por ello la comunion entre cristianos debiera ser plenamente sincera y leal, aun en las discrepancias, aun con las ovejas equivocadas, el amor a los hermanos, es algo que esta mas alla de lo humano, es amor que supuestamente viene de Dios como un don o gracia; me pregunto si lo tendran todos los cristianos ?. (1 Jn 3: 14 - 18).

Entre cristianos existe una esperanza mutua y viva de que Jesucristo vuelve, y esta comunion cristiana es motivada porque la salvacion, a pesar de ser individual, es tambien de participacion en el unico Salvador, Jesucristo Rey. Solamente en el es posible un autentico espiritu de cuerpo, legitimado por Dios para compartirlo con aquellos que desean ser sus hijos y hermanos entre ellos. ( Ro 8:29 -30).

Es sorprendente la nobleza y la confianza que existe entre cristianos cuando se trata de ayuda mutua; no existen fallas cuando hay una verdadera comunion con Dios, pues significaria no cumplir con el Senor, somos imagen del Dios vivo. ( 2 Cor 3:18).

Las relaciones de la iglesia primitiva nos hablan de una comunion integral; en lo espiritual, en lo afectivo, en los propositos, en lo material, en los bienes, en la participacion, en la organizacion y la administracion.

Las iglesias tendran buen tino en fomentar las relaciones fraternas entre los hermanos; asi, al termino de los cultos es una buena oportunidad para interrelacionar entre hermanos en las cosas de Dios y en las cosas de la vida humana tambien.

El trabajo grupal en la obra es otra modalidad para el acercamiento; lo que debe evitarse es el exceso de familiaridades o de confianzas, al punto de entremeterse en la vida privada de los hermanos.

Otra forma son los agapes o reuniones para comer, siempre con decoro, cortesia y afabilidad; el compartir una comida no es motivo para desarreglarse y romper las francas y correctas posturas del caracter cristiano. Las actividades recreativas y deportivas tambien constituyen una manera de lograr acercamiento entre los congregantes.

Los grupos de estudio biblico y testimonio personal, es otra alternativa en el espiritu de comunion congregacional; tomando siempre cuidado de que la dinamica del grupo no desplace el sentido del amor fraternal.

El trabajo social como servicio comunitario es una excelente experiencia de las relaciones fraternales, ello ademas edifica, y es un laboratorio pragmatico de lo que significa union y esfuerzo comun.

Finalmente, el aspecto liturgico o de culto es otra grandiosa manera de interactuar en la congregacion de la hermandad cristiana; a traves de la musica, la oracion, el testimonio, las ofrendas y la predicacion; aunque los cristianos tienen diferentes formas de alabar, de orar, y de creer tambieen en las cosas de su Dios; no es eso acaso extraño ?..

Dejemos que el Espiritu Santo opere en cada uno segun sea su divina voluntad, Dios derrama gracia y dones como mejor conviene a las personas y a la edificacion de la Iglesia. Bueno, cuando se cree que tales dones existen y se derraman en la actualidad.

Aquellas expresiones fuera de lugar, no son propias de los creyentes maduros, como mostrarse extremadamente emotivo para impactar, o conmovedoramente para crear un ambiente de histeria colectiva en donde no se nota la presencia del Espiritu Santo, sino de la carne de algunas personas, incluso de pastores.

No por mucho gritar, vociferar, o hablar tan rapido que no se entiende, acaso Dios va a escucharnos. El Senor no es Dios de confusiones, y recordemos que el Senor ve los corazones contritos, las almas adoradoras, los siervos obedientes ( Mt 6:7).

De manera que no hay que confundir el amor, el decoro, la afectuosidad y la calidez; lo cual debe caracterizar a las relaciones de comunion entre los hermanos cristianos. ( 1Cor 14:40).

Los cristianos son criticados por las divisiones y denominaciones que existen; asi como por la libertad en que suelen interpretar la Palabra de Dios, sembrando muchas veces sentimientos encontrados y carnales disputas, y cerradas enemistades entre muchas comunidades, al punto de producirse fragmentaciones. Pero esa es la libertad del libre albedrio, por el cual Adan peco tambien.

Los no conversos se alarman de que entre cristianos existan disputas y diferencias irreconciliables muchas veces; y se preguntan de cómo podemos estar predicando la Palabra de Dios sino la hacemos realidad en nuestras propias vidas ?. Y en ello, si tienen la razon, es ininteligible.

Como ensenar si no hacemos de la Palabra un estilo de vida, una forma de vivir; la cuestion no es solo gritar Aleluya!, Amen!, Gloria a Dios!, el esta aqui !, El Senor lo bendiga, El Senor dice esto y dice el otro, el Senor me mostro, me dijo que, etc.

Sino traspiramos acaso lo que decimos, bien dice Santiago " seamos hacedores de la Palabra y no tan solo oidores".

Y (1Co 1:12,13) nos recuerda: "Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo soy de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. Acaso esta dividido Cristo?. Fue crucificado Pablo por vosotros?. O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?".

Por que esas diferencias?, en doctrina ?, y por cierto en el modo de vida?. Fueron las denominaciones creadas por Jesus ?, enseño el diversidad de doctrinas encontradas ?.

La iglesia es el cuerpo de Cristo, cuya cabeza es El mismo, nosotros somos las piedras vivas, los miembros del cuerpo; cada uno con tareas diferentes, con dones y roles diversos, pero con una misma doctrina; que es la Palabra de Dios.

Como pueden seres que aman a Cristo, interpretar en diferentes modos?, sera acaso que no todos tienen la direccion del Espiritu Santo?. De que todos no viven en comunion con el Senor, y en vidas santas ?, será que hay cristianos de doble animo, tibios, hipocritas ?, sin auténtico caracter cristiano ?. Es probable.

Aún, en estos foros, o círculos donde se conversa y comparten las cosas de Dios, se observan preferencias, acepción de persona, camarillas, y pequeños círculos indisimulables entre ciertos religiosos y moderadores, es eso virtud, o pecado ?. Es pecado disimulado profesionalmente.

De que todos no tienen igual madurez espiritual, iluminacion, e inspiracion?; si, puede ser, eso es mas que probable. De que no todos tienen el mismo amor por el projimo ?; tambien ello es muy probable.

Como que hay vasijas genuinas y autenticas, y tambien las hay de imitacion o adulteradas. Todo ello cabe en lo posible, y en los primeros tres capitulos de (1 Corintios) podemos apreciar como el Senor exhorta a la unidad en su Santo Espiritu.

A lo largo de la vida de la Iglesia primitiva se presentaron problemas de tendencias teologicas, de ritos, de costumbres, de tradiciones, de poder y boato, de persecuciones, de intereses personales, de suspersticiones, de multiplicidad de espiritus; de querer atribuir a Dios cosas que no dijo, ni mandó que se hagan.

Los siglos han pasado, pero las debilidades, y los intereses personales continuan en el mundo cristiano, son irradicables, revocables del cuerpo.

Sin duda detras de todas estas diferencias de matices, y de formas entre los cristianos, y a veces de fondo, esta el adverso, el enemigo de Dios y de la humanidad; tratando de manipular a las almas, de poner ideas en las mentes de los pastores y dirigentes, de tentarlos, de hacerlos caer y perder sus ministerios; pero también esta el libre albedrio humano, su voluntad y decisión, de ser como se quiera ser.

Es el sistema de iniquidad que vive en el mundo, torciendo la vida de las almas, para que no alcancen la Salvacion en Cristo Jesus; utilizando a sus hijos de iniquidad para que siembren las injusticias y las diferencias entre la humanidad. Ese es el mundo en que vivimos, pero al cual espiritualmente, no pertenecemos.

La disputa, la adversidad, la mentira, la duda, la incredulidad, el orgullo, el egoismo y el juzgar al vecino, el espiritu de competencia y la mediocridad; aunque duela decirlo, estan metidos en la iglesia del Senor.

Humillacion, arrepentimiento, alabanza, adoracion, oferta de amor, oracion y ayuno, necesitamos hacer los cristianos en abundancia en nuestros hogares, y en nuestras vidas, y en nuestras comunidades; para que el Senor derrame de su grande misericordia y amor; para que el Senor derrame tambien de su sanidad, de sus bendiciones.

Y para que el Senor derrame de su unidad de fraternidad y hermandad entre los cristianos.

En (Heb 3:9) encontramos esta preciosa ensenanza.

"No os dejeis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazon con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas".

El Señor nos bendiga